Valor razonable de las opciones sobre acciones de la empresa privada


La sostenibilidad financiera requiere que su precio refleje el costo marginal de largo plazo. Existe consenso sobre el principio de que se deben recuperar los costos de estos servicios y reducir la magnitud de las subvenciones.

Las reformas deben definir los responsables de las diversas funciones necesarias para llevar a cabo el servicio: Por ejemplo, el grado de rivalidad en el uso del agua depende fundamentalmente de su escasez en cada circunstancia. Las diversas clases de usuarios tienen requerimientos que difieren considerablemente.

Algunos usos del agua generan externalidades para otros usuarios. Por ejemplo, en muchas situaciones no toda el agua utilizada es consumida y el excedente se descarga en el sistema que abastece a otros usuarios. Si el agua ha sido contaminada, puede causar externalidades negativas para los que se encuentran aguas abajo del cauce.

Por lo tanto, los abastecedores gozan de posiciones de monopolio y no existe competencia en el mercado del agua. Sin embargo, en algunas situaciones existen fuentes alternativas, si bien a un costo mayor, lo cual puede dar lugar a una cierta competencia. Esto requiere la existencia de una autoridad superior que establezca normas relativas a los derechos de los individuos a acceder y manejar el recurso.

La calidad del agua, tanto la suministrada a los usuarios finales como la liberada como fuente secundaria posteriormente a su uso. Normalmente la productividad de los sujetos que requieren el agua disminuye a una tasa creciente a medida que el agua disponible cae por debajo de su 'requerimiento'.

Se estima que, por unidad valor razonable de las opciones sobre acciones de la empresa privada agua utilizada, los industriales valor razonable de las opciones sobre acciones de la empresa privada beneficios hasta 50 veces mayores que los agricultores.

Por lo general, determinan excesiva demanda de agua y reducen los recursos disponibles para el mantenimiento de los sistemas. En muchos casos, los pobres pagan precios exorbitantes por el agua. A medida que la demanda sobrepasa la oferta, el agua se convierte en un recurso escaso. Los beneficios de los organismos encargados del servicio dependen de la cantidad de agua suministrada y de su precio unitario. Los usuarios remuneran a sus proveedores ya sea pagando el precio de mercado o un precio establecido administrativamente.

El costo de sanear las aguas utilizadas y vertidas en la cuenca o a terceros, si la calidad del agua ha variado como resultado de su uso. El tercer problema surge cuando los usuarios individuales del agua no son identificables y, por lo tanto, su consumo no puede ser medido.

Para hacer cumplir las normas se necesitan dos cosas:. Poder para imponer sanciones por incumplimiento de dichas obligaciones, especificadas en la ley o los reglamentos administrativos pertinentes e incluidas en el documento que confiere el derecho al uso del agua. Es necesario establecer mecanismos para resolver esos conflictos.

En las zonas rurales, se distinguen en general proyectos de:. Las fuentes de dichos fondos pueden ser:. Ingresos por cobros de tarifas. Constituyen el ingreso operativo del proveedor del servicio.

Corresponde a las autoridades centrales establecer y hacer cumplir estos procedimientos. Las principales posibilidades son:. La Junta puede estar conformada por representantes del gobierno local, las empresas privadas y los usuarios valor razonable de las opciones sobre acciones de la empresa privada.

Por lo general, los usuarios finales del agua no valor razonable de las opciones sobre acciones de la empresa privada el control de estas empresas. En general, las inversiones de los sectores privado y voluntario se han limitado a micro-sistemas para el suministro de agua de riego y potable. Segundo, permitir el desarrollo valor razonable de las opciones sobre acciones de la empresa privada mercados formales del agua.

A los operadores privados y del sector voluntario se les transfiere tanto los derecho a usar el recurso como las obligaciones asociadas.

Esto surge de las dificultades para perseguir a los regantes que no pagan las tarifas establecidas y para controlar el consumo efectivo en sistemas con canales abiertos. La segunda premisa tiene que ver con el desarrollo de mercados formales del agua. En muchos casos, los agricultores se muestran inicialmente poco dispuestos a vender cuotas importantes de sus derechos. En general no se les cobraba el agua, por razones de equidad y por las dificultades de cobrar a familias pobres y cuantificar su consumo humano y animal.

Desdeaproximadamente la mitad ha sido rehabilitada a costos sumamente altos, con el apoyo de agencias internacionales y bilaterales de financiamiento. Ha permitido disminuir los costos del agua, al punto que los agricultores pueden pagarlos enteramente. Los usuarios conocen sus propias necesidades y saben que deben compartir los costos: Un procedimiento importante consiste en separar la responsabilidad y, eventualmente, la propiedad de las diferentes secciones del sistema, abriendo la posibilidad de que varios organismos contribuyan a administrar las instalaciones.

Permitir a los usuarios retirar el agua sin cargo alguno. En estos casos se identifica al usuario y la factura establece la cantidad de agua realmente consumida. Este es el procedimiento normal en los sistemas de riego por gravedad. Otra alternativa es que las tarifas del agua cargadas a otros usuarios sean incrementadas a fin de cubrir los costos del suministro a las comunidades pobres.

En principio, el precio del agua debe reflejar su costo marginal de largo plazo, a fin de mantener la sostenibilidad financiera del abastecimiento. Los sectores privado y voluntario pueden administrar el recurso en un ambiente regulado.